Como meditar acostado

El mejor momento para aplicar una meditación acostado es apenas despertarse, tomarnos unos minutos para meditar en vez de levantarnos semi dormidos a empezar nuestro día sin ningún enfoque o postura firme para empezar bien nuestro día, esto es altamente beneficioso incluso si solo es por un pequeño minuto.